La retención de la información con vídeo es mayor que la de otros formatos como los textos. Por eso es el formato que cada vez está tomado más fuerza a la hora de plantearse diseñar un curso virtual. Así que seguir algunos consejos a la hora de diseñar tus cursos virtuales con vídeos harán que asegures un gran éxito.

Tips para crear cursos en línea con vídeos

Es aconsejable que no sobrepasen los 6 minutos, ya que las personas pueden cansarse y distraerse más fácilmente luego de ese tiempo.

Aunque no sean en vivo puedes ingeniártelas para interactuar con las personas. De esta manera, aseguras que se internalice lo aprendido y los alumnos estarán más satisfechos. Por ejemplo, puedes invitarlos a descargar tareas, a reflexionar, aplicar evaluaciones, repetir frases o hacer que desarrollen cualquier actividad idónea para tu temática.

Si el interés del curso es que los alumnos aprendan el contenido, enfócate en crear la mejor manera de transmitir ese contenido. No adornes la pantalla con accesorios que pueden sobre-estimular al alumno, cansarlo y distraerlo. Mientras más sencillo mejor.

Asegúrate de que el vídeo tenga el volumen acorde, de lo contrario los alumnos se cansan de hacer tanto esfuerzo y se pierde el material que hayas diseñado. Siempre prueba el volumen y haz los cambios necesarios antes de mostrar el vídeo.

Los microvídeos no duran más de 3 minutos y resultan fabulosos para internalizar en los alumnos un concepto sencillo. Puedes por ejemplo presentar uno sólo o presentar varios en serie hasta que culmines tu objetivo.

Nada mejor para expresar conceptos complejos que los vídeos. Hoy día podemos aprender e imaginarnos conceptos de ADN, química corporal y otros con sólo ver un vídeo. Puedes editarlos tú mismo o utilizar alguno de la red para explicar lo que quieres decir. Los extractos de película también ayudan a expresar ideas y existen canales por YouTube que te facilitan estos extractos.

a continuación te muestro como puede verse un vídeo en un curso.

Puedes invitar a tus alumnos a realizar vídeos y compartir sus conceptos sobre el tema que desarrollas.

De esta forma, enriqueces aún más el curso, ya que te transformas de facilitador a estudiante.

No creas que el texto ya no importa cuando tienes vídeos. El texto sigue estando en muchas partes. Por ejemplo, debes hacer el guion del vídeo antes de grabar. Esto te asegura un mejor manejo del tiempo y mayor precisión de lo que quieres transmitir. También puedes colocar texto en la parte baja del vídeo y de esta forma integrar a personas con discapacidad auditiva a tus cursos. Entregar la lección en un formato de texto es otro plus que valorarán los alumnos que se encuentren en zonas geográficas con dificultad de internet.

Cuando te grabes a ti mismo para los vídeos cuida siempre de mostrar una buena imagen. Procura verte profesional y recrea un entorno acorde con la materia que enseñas.

¿Te has dado cuenta de lo que hay detrás de ti cuando te grabas en los vídeos? Es hora de que le prestes atención.

Hasta aquí nuestros consejos de hoy para que diseñes un curso virtual con vídeos de mucho éxito. Y si quieres más tips, únete a nosotros en Secret Biz Club, tu mejor lugar para emprender un curso en línea.

masterclass

Pin It on Pinterest

Share This